¿Cómo es la primera clase de conducción en una escuela de conducción?

Introducción:

Las escuelas de conducción te brindan la facilidad para que disfrutes mientras aprendes, aunque tu primera clase de conducción puede ser una experiencia divertida y maravillosa, también puede ser un poco estresante. Te resultará más fácil prepararte para tu primera clase de conducción si sabes de antemano lo que tendrás que hacer. 

Si estás familiarizado y sabes que esperar, el proceso de aprendizaje será mucho más sencillo.

Las escuelas de conducción por lo general tienen instructores de un alto nivel en conocimientos y profesionalismo, los cuales te mostrarán cómo será tu primera clase de conducción y te ayudarán a apaciguar la ansiedad, en caso de sentir miedo. 

Lo que debes saber el primer día de una escuela de conducción

En las escuelas de conducción  suele haber dos tipos de conductores principiantes. Es decir, los que han conducido por la ciudad sin licencia de conducción y los que no han conducido nunca y se enfrentan al miedo.

Si recibes clases de un profesional, es importante que adquieras buenos hábitos desde el principio y aprendas a responsabilizarte de tu conducción. En tu primera clase de conducción, intenta poner en práctica lo que has aprendido en teoría.

¿Qué ocurre el primer día en la clase de conducción?

El principio del curso probablemente se centrará en el asiento del copiloto mientras el instructor se dirige a una zona tranquila para darte una introducción básica a la conducción.

Cuando llegue a la zona de prácticas (un lugar tranquilo con poco tráfico), el instructor te pedirá que te sientes en el asiento del conductor. 

El instructor te explicará el volante, los faros, los limpiaparabrisas, el freno de mano, la caja y la palanca de cambios, los espejos, etc., para que te familiarices con los controles que debes realizar cada vez que tomes el volante.

Luego debes familiarizarte con el funcionamiento del embrague, el acelerador y el freno, el freno de mano y las luces intermitentes, así como con la palanca de cambios.

No temas preguntar todo lo que se te ocurra, ya que debes estar seguro de todo. Pero no te preocupes,  los instructores te explicarán todo lo que necesitas saber sobre la marcha.

Errores comunes el primer día de las clases de conducción

En primer lugar, puedes controlar todo ajustando los espejos y los asientos según tus preferencias personales. Si descuidas esto, cometerás un grave error que dificultará la conducción.

No hagas maniobras bruscas con el volante y presta mucha atención a las señales de tránsito.

Lo más importante en estas situaciones es divertirse, relajarse y recordar que el proceso llevará su tiempo.

Toma tu primera clase de conducción

Es hora de ponerse al volante. Antes de arrancar el motor, tu instructor probablemente te explicará algunos procedimientos importantes.

Los instructores son profesionales y saben exactamente cuánto tiempo necesita un alumno para acostumbrarse al puesto de conducción. Recuerda que cualquier habilidad nueva, ya sea conducir o montar, es un proceso de aprendizaje.

Una vez que empieces a conducir, mantén la calma y recuerda que tu instructor tiene el control para que puedas concentrarte en el aprendizaje sin pánico, estrés o preocupación. Cuando surja la oportunidad, haz un viaje por carretera para tener una experiencia de conducción más «real». No te arrepentirás.

Después de tu primera clase de conducción puedes comentar como te has sentido durante la clase y que necesitas trabajar la próxima vez. El instructor te guiará y responderá a tus preguntas.

Tómate tu tiempo. Cada uno aprende a su propio ritmo y es importante que estés bien preparado para el examen práctico.

Disfruta de tu primera clase de conducción en la escuela de conducción.

Conclusión: 

Con tus estudios en una escuela de conducción, saldrás de tus clases de conducción como un conductor experimentado. Cada instructor confía en las capacidades del alumno y está dispuesto a ayudarte hasta que alcances tu objetivo: convertirte en un conductor responsable y profesional.

Recuerda que es normal estar nervioso el primer día de tu clase de conducción, pero también recuerda que el nerviosismo puede ser tu peor enemigo y céntrate en conseguir un buen resultado en tu primera clase de conducción.

Un último consejo, cuando hagas el examen, intenta tratarlo como una clase práctica normal para no sentirte presionado  y así  aprobar con éxito. Presta atención a las señales de tránsito  y a las marcas, esto demuestra que eres un buen conductor.